30 de junio de 2008

Mis pies palpitan de dolor, no se por que seguir soportándolo, si al cabo nadie se preocupa por la luz inédita de mi cola,
alas rotas tengo, y eso me hace quedarme en ese estada ninfático que no me permite crecer.

Nadie se percata que soy buena con el mundo y el mundo me paga dándome de puntapiés en el ombligo, quitándome mi sonrisa hipócrita a puñaladas. Me despelleja cada parte de mi, desde corneas, pestañas, hasta los callos que tengo por tratar de ser una heroína.

Fumo el sudor de la gente que solloza furiosamente dentro de si misma y mis ojos luchan por cerrarse, mientras yo manifiesto el cansancio.

No encuentro mi lugar,
mi paranoia sigue tomando cada paso que doy segura
(según yo)
de mi misma.

Planteo una burbuja que en segundos se rompe al escuchar un suspiro falto de amor.
La contaminación visual se mete a mis pupilas entrepañadas,
y con ella una soledad intolerable,
pasos,
compresores,
mocos.

Ahora si te extraño, tu voz mal entonada, tus mini labios dándome besos encendedores con los que podía consumir un cigarro con tanto placer,
viéndote (solamente) en mi mirada y sentir como si acabáramos de tener sexo.

No falta mucho para que un zumbido me lleve a mi destino.

Desearía estar colgada,
aferrada a una nota musical,
sonando tan retumbantemente en mi cabeza.

Esa impulsión de no saber que escribir, pero no querer dejar de hacerlo.

Tengo deseos observándome y me vuele a comer la inseguridad, con retortijones en el estomago y mordidas en el labio inferior.
Quiero comerme un taciturno, que me de seguridad,
controlo mi impulso de escribir y observo.

Sin poderme quitar la imagen de las cara que me persiguen.
Ahogo mi bostezo,
hago perdediza mi vista,
pero sigo oliéndolo,
sintiendo sus manos en mi.
Se recorrió un lugar para observarme mejor,
para contar mis lonjas,
mis espinillas y de ser posible mis pestañas,
mueve su pie al ritmo de mi corazón,
lo detuvo (con una mirada) y el mió sigue con su movimiento mecánico,
abre,
cierra,
cierra,
come,
abre,
piensa,
come,
vomita,
y nunca sabes donde termina la cadena alimenticia, mucho menos de quien serémos presa y si lo sabes lo dejas guardado en el inconsciente que traspasa tus oídos como una aguja,
y si fueras de juguete la verías pasar,
pero todos te prometen y nadie te cumple.

Trata de pasar desapercibido, pero el reflejo lo delata,
mientras que yo lucho por mantenerme despierta,
el me absorbe toda mi energía, "preferiría estar sola gracias".

El silencio,
sshhh,
el silencio me deprime las neuronas, ya no pienso, solo en la claustrofobia que me da, y otra vez ese ladrido que traspasa mis tímpanos.
Solo quiero descansar, donde sea, como sea pero descansar, soñar con ese ojos de perro azul, y nunca despertarme otra vez a la realidad.

Todo es una puta realidad, y en eso abro los ojos y
llegue a mi destino.

3 comentarios:

HAMLET dijo...

Sublime. Delicadas y escalofriantemente precisas tus palabras; primeramente...felicidades. Escribes muy bien. Si tu me lo permites, aqui estaré compartiendo y disfrutando tus lineas.

Un beso, Bruno "Hamlet"

The Orchestra Director dijo...

Conozco el sentimiento...
Ayuda el saber que uno no deja de intentar, que el reconocimiento de los demás es secundario cuando uno está satisfecho, y temiendo un poco sonar como un japonés, no busques la aprobación de alguien que no seas tu, eso se refleja, al demonio los demás!
De cualquier modo, y si funciona; a mi me gustan tus textos, aunque creo que es duro que los inspire el dolor.
Me gusta que estés de regreso y me gusta estar de vuelta.
:-)

ed dijo...

HOla...HOla, es lalo, Eduardo, josé eduardo, bueno, ya sabes quién, este, hmmm recuerdo que en este mes va hacer tu cumpleaños, queria mandarte un mail y todo, pero no encontre tu mail, cosa rara, ahora tendra que hacer algo público el asunto, jejeje, ya que, bueno, aunque no recuerdo el día exacto (upps!!), ni sé si tu cultura profana celebra los cumpleaños ,jeejeje, no te creas, te quiero deciar un feliz cumpleaños, tus 19 años y todo, no tomes tanto, no te cuelgues en la azotea a fumar cannabis, yyy se feliz, o infeliz, como mejor te agrada :) bye bye,
lalo briseño...